4.12.05

La dignidad de Gotzone

La dignidad es lo que diferencia a los valientes de los pusilánimes. Dignidad como la del viejo Tarradellas, encaramado al balcón de la Generalitat gritando con la energía que le permitían sus años de exilio y sufrimiento: “Ciutadans de Catalunya. ¡Ja sóc aquí!”. Por cierto, si viviera todavía y viera a estos …
Dignidad como la de Adolfo Suárez y Gutiérrez Mellado la tarde del 23-F. en el Congreso. cuando las metralletas quisieron romper el edificio constitucional y democrático que los españoles quisimos darnos…
Y dignidad es lo que tienen los políticos vascos que siguen levantando la bandera de la libertad en esa tierra, en Euskadi, donde la barbarie se ha multiplicado hasta la extenuación.
Personifico hoy ese vivo ejemplo en una dirigente socialista, concejala del PSE-EE en Getxo y profesora de Sociología de la Universidad del País Vasco: Gotzone Mora.
Ha estado recientemente en mi tierra para hablar de lo de siempre. Ya se sabe: de la situación que se vive allí un día sí y otro también, aunque ahora la serpiente etarra esté tan solo adormecida.
Gotzone se pregunta: "¿Quién puede decir que ETA está en el camino de la paz? No me creo que estén en tregua", se contesta. Y añade: "Zapatero tiene que tener cuidado, porque igual que un atentado le subió al poder, otro le puede bajar". "Los actuales dirigentes del PSOE suponen una vergüenza que no se merece el pueblo español. El Gobierno ha abierto un melón por doscientos sitios: religión, inmigrantes, Constitución... Esto es una locura. Esto no es de recibo. Por eso sigo, para recordarle a la cúpula de mi partido todo esto. ¡Que tengan el valor de expulsarme!". Considera roto el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. "Parece que el PSOE se ríe de nosotros porque ha habido contactos con ETA; eso todo el mundo lo sabe".
Son palabras sentidas, sufridas, meditadas de una mujer menuda de estatura física pero inmensa en sus convicciones. Son palabras de quien no medra para nada, ni busca cargos, honores ni recompensas. Son palabras de dignidad de quien duerme -cuando puede- con la conciencia tranquila. Son palabras alguien que lleva escolta desde hace ya más de siete años.

2 comentarios:

ABSURDIS dijo...

En un relato, creo que árabe, se contaba que los habitantes de un pueblo se volvieron locos al beber agua contaminada.Pero una persona se dio cuenta e intentaba prevenir del peligro a los demás. Los afectados, tomándole por loco, lo encerraron.Al final optó por beber también del agua y fue puesto en libertad.
Gotzone Mora y otros pocos intentar advertir de que la indignidad no es el camino. Pero, a diferencia del "cuerdo" del relato, no está dispuesta a beber del agua de la vergüenza. Ahí radica su valentía y su decencia, mucho más meritoria cuanto más numeroso parece el grupo de los infames.
Saludos.

Getxo Gorria dijo...

El hecho de tener que llevar escolta, por lamentable e injusto que sea (que lo es) no da derecho a poner a todos los que no piensan como tú en el lado de los terroristas, y eso es lo que hace Gotzone en cada una de sus declaraciones.