1.11.05

Soler Serrano o la palabra


Creo que a sus 85 años anda por algún sitio del sur de nuestro país agotando el billete de su existencia, tras una rica vivencia que le llevó a conversar con gentes tan sabias como Rubinstein, Nixon, Kissinger, Fellini, Alberti o Dalí. El genio de Cadaqués le espetó un día: “Si hubiera dos mil Picassos, treinta Dalís, cincuenta Einsteins, el mundo sería prácticamente inhabitable, pero que nadie se espante, no los hay”. Sus entrevistas en “A fondo” eran todo un ejemplo, una clase magnífica de lo que es preguntar y dejar hablar al invitado; sacarle el jugo periodístico y hacer que éste se vacíe ante la audiencia creando el clímax propicio.
Aunque nacido en Murcia, Soler Serrano se hizo grande, como tantos otros, en la radio barcelonesa. Se enganchó al medio televisivo durante su estancia en Venezuela y proyectó luego sus conocimientos en España con series como “Sin fronteras” o “Perfiles”.
Dice su biografía que la carrera la comenzó en Radio Nacional de España, en Barcelona, en 1939, donde fue locutor y, luego, redactor-jefe. Pasó a EAJ-15, Radio España de Barcelona, donde hizo programas históricos como "Lo mejor del mundo", "Blanco y Negro", "La samba, ¡caramba!", "Feria de canciones", "Reír es vivir", "Peseta por palabra", "¡Que rico Mambo!", "Busque, corra y llegue usted primero".
Tras 16 años, se marchó a Venezuela donde residió un par de años. A su regreso se incorporó a EAJ-1, Radio Barcelona, y a la Cadena SER donde fue responsable de espacios como: "Caspe 6... ¡en órbita!" y "¡Esto es... Radio!..." en cuyas emisiones contó con colaboradores de la talla de Camilo José Cela. También realizó "El Gran Show de las 2", espacio éste que sirvió de lanzadera a la fama a cantantes y conjuntos del momento como Joan Manuel Serrat, el Dúo Dinámico, Los Sirex o Salomé, entre otros.
Más tarde daría el salto a Televisión Española con espacios tales como su prestigiado "A fondo".
Como se dijera en uno de los últimos homenajes que se le tributaron, Joaquín Soler Serrano ha sido uno de los máximos baluartes del periodismo televisivo y radiofónico del último medio siglo. Yo tuve la suerte y el honor de conocerlo un día soleado, en una terraza de la Gran Vía murciana y, posteriormente, presentarle en un acto festivo en la ciudad que le vio nacer. De todo ello, hoy, me alegro sobremanera.

2 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fonoteca de radio dijo...

Un placer coincidir en la admiración por uno de los personajes que revolucionó la radio y supo hacer el espectáculo que precisa la tv.

Si desea escuchar fragmentos de sus programas no dude en emplear este enlace.